Control de calidad en la industria alimentaria: Normas y riesgos

Llevar un control de calidad en la industria alimentaria es vital, siendo una de las más reguladas y controladas del mundo, y no es para menos. Y es que, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que casi 1 de cada diez habitantes en el mundo enferman cada año por ingerir alimentos contaminados, y unos 420.000 mueren debido a esta causa. Es por ello que es más que necesario llevar a cabo controles muy estrictos y regulados sobre seguridad y calidad alimentaria.

Qué es el control de calidad de los alimentos y qué importancia tiene

El control de calidad de los alimentos consiste en utilizar diferentes medidas o parámetros tecnológicos, químicos, físicos, microbiológicos, nutricionales o sensoriales para lograr analizar si un alimento está sano y apto para el consumo humano, con el objetivo de proteger al consumidor, tanto del fraude como de su propia salud.

Además de analizar un posible fraude y un mal estado del producto, también se utiliza para garantizar que el mismo tiene las propiedades sensoriales adecuadas; como el sabor, el color, el aroma, la textura, etc. y que su etiqueta refleje claramente las propiedades e ingredientes del mismo alimento.

El control de calidad en la industria alimentaria no solo beneficia al consumidor, sino que también lo hace a las propias empresas. Al haber un control muy estricto y detallado en todas las fases de la cadena de suministro, hace que se reduzcan drásticamente los rechazos, retiros del producto o casos de intoxicaciones. Esto ayuda a las empresas a evitar posibles pérdidas económicas, además de potenciar la reputación de la marca y aumentar su cifra de negocio, así como sus ingresos.

Cómo realizar controles preventivos

A lo largo de este artículo sobre el control de calidad en la industria alimentaria os explicaremos qué normas de calidad deben de cumplir los alimentos para poder ser comercializados y consumidos, pero antes vamos a hablar de los controles de calidad preventivos y cómo realizarlos.

Este tipo de controles de calidad se basan en el análisis de sucesos anteriores a la producción y en el conocimiento común del sector. Para ello es necesario incluir en el proceso de producción medidas proactivas para evitar cualquier anomalía durante las fases de producción. Podemos llevar a cabo una inspección rutinaria de la maquinaria y de las herramientas, para de esta forma cuidar el proceso y que los alimentos no sufran ningún tipo de anomalías.

De igual forma, es necesario aplicar una metodología de control de calidad en la industria alimentaria en cualquier fase de la cadena de producción para poder prevenir los peligros, así como reducirlos e incluso eliminarlos. El procesamiento térmico, la refrigeración o el análisis de los ingredientes, el control de la formulación del producto o el análisis de los productos nos ayudarán a detectar cualquier irregularidad.

Control de calidad de la iniustria alimentaria control de calidad de alimentos estandares de calidad en alimentos

Normas de calidad

No existe un único sistema en elcontrol de calidad en la industria alimentaria a través del cual analizar y valorar los procesos de calidad en la industria alimentaria. A pesar de ello, los estándares de calidad del sector deben ser siempre los mismos para toda empresa:

Norma ISO 22000

Sistemas de gestión de seguridad alimentaria. Esta norma establece las pautas para mantener la seguridad sanitaria en la cadena de suministro. Estas normas favorecen la comunicación con otros agentes dentro del mismo mercado y así reducir costes.

Norma ISO 22005

Esta norma hace referencia a la trazabilidad en la cadena de alimentos para la alimentación humana y animal. Para cumplir con ella, las empresas deben de conservar la traza de los alimentos, es decir, un registro de los componentes utilizados en el proceso desde la utilización de su materia prima hasta la distribución al consumidor final, garantizando el control de calidad en la industria alimentaria.

British Retail Consortium

Con esta norma se pretende asegurar la calidad y la seguridad alimentaria por parte de los proveedores. Y es que estos también juegan un papel fundamental a la hora de que los alimentos cuenten con todos los estándares de calidad necesarios para el consumo por parte del cliente final.

International Food Standard

Dirigida a la seguridad de los alimentos, esta norma de origen alemán dentro del control de calidad en la industria alimentaria tiene como objetivo acreditar que la producción de alimentos se lleva a cabo garantizando la inocuidad de los alimentos y la salubridad de los productos comercializados.

Cuando una empresa asociada a la IFS realiza el proceso de análisis de un producto garantiza la seguridad y calidad alimentaria.

Procesos y calidad en la industria alimentaria

El control de calidad es una fase esencial en la producción de alimentos. La industria alimentaria requiere procesos rigurosos y estrictos estándares de calidad para garantizar la seguridad y satisfacción del consumidor.

Control de materias primas

La calidad en la industria alimentaria comienza con el control de las materias primas. La inspección de los ingredientes a su llegada permite garantizar que cumplan con las normas de seguridad y calidad necesarias. Esto incluye comprobar la frescura, el sabor, el color y otros factores sensoriales, así como realizar análisis químicos y microbiológicos.

Aplicación APPCC

El Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC) es una metodología utilizada para identificar, evaluar y controlar los peligros asociados con la seguridad alimentaria durante la producción. El objetivo es prevenir problemas de seguridad alimentaria en lugar de simplemente detectar y abordar los problemas después de que ocurran.

Almacenado de datos para auditorías de calidad

Las auditorías de calidad son fundamentales para el control de calidad en la industria alimentaria. Para facilitar estos procesos, es crucial mantener registros detallados de todos los aspectos de la producción, desde el origen de las materias primas hasta el almacenamiento y transporte de los productos terminados. Esto ayudará a rastrear y abordar cualquier problema de calidad que surja.

Mantenimiento industrial en la industria alimentaria

El mantenimiento industrial juega un papel esencial en la garantía de la calidad de los productos alimentarios. Un correcto mantenimiento de los equipos de producción garantiza la eficiencia y la continuidad de los procesos, evita contaminaciones y contribuye a la producción de alimentos seguros y de alta calidad.

Control final de productos elaborados

Después de la producción, los productos alimentarios pasan por un control final para asegurar su calidad antes de su distribución. Este control puede incluir pruebas sensoriales, físicas, químicas y microbiológicas. Los productos que no cumplen con los estándares de calidad se rechazan o se someten a procesos de mejora.

Bases logísticas y monitorización

La logística y la monitorización son aspectos críticos de la gestión del control de calidad en la industria alimentaria. Los sistemas de trazabilidad permiten rastrear los productos desde su origen hasta el consumidor, lo que es esencial para la gestión de la calidad y la seguridad alimentaria. A través de la monitorización constante, es posible identificar y corregir rápidamente cualquier problema que pueda surgir en la cadena de suministro.

control de calidad en la industria alimentaria calidad alimentaria control de calidad alimentaria

Principales riesgos

Hemos hablado de cómo analizar y prevenir los diferentes riesgos que puede haber en torno a un alimento y su empaquetado, pero, ¿Cuáles son esos posibles riesgos?

Riesgos físicos

Este tipo de riesgos son todos aquellos que hacen referencia a la presencia de cualquier material extraño en un alimento procedente de los procesos de elaboración o por contaminación externa.

Estos riesgos pueden producirse por una serie de causas como las malas prácticas en la manipulación, defectos en el procesado o contaminación de la materia prima.

La adulteración de la materia prima también puede referirse a la mezcla de material de calidad con otro de menor, alterando así las propiedades sensoriales y cuantitativas enumeradas anteriormente, pudiendo llegar a perjudicar al consumidor.

Riesgos químicos

El uso de productos químicos en la producción de alimentos puede afectar a la calidad y a la salubridad, ya que puede disfrazar el deterioro de forma drástica, haciendo parecer que las buenas condiciones que aparentan no sean ciertas, y en realidad puedan estar en mal estado y no ser aptas para el consumo y perjudicar gravemente la salud.

Todos los productos químicos, así como los conservantes, colorantes, antioxidantes, etc. tienen a sus espaldas unos controles de calidad muy exigentes y concretos debido a su gran complejidad, deben ser además aprobados por ley.

Además de los pertinentes controles en la fabricación y en la cadena de suministro de los productos químicos, también es necesario poner en marcha un sistema de autocontrol de peligros. Y es que los riesgos químicos también están presentes en los alimentos de forma natural, derivados del metabolismo animal y vegetal.

Riesgos microbiológicos

Los riesgos microbiológicos son los que suponen un mayor peligro para la salud del consumidor. La presencia en los alimentos de bacterias, parásitos. hongos, virus y priones pueden causar infecciones y toxiinfecciones alimentarias. Además, este tipo de riesgos, al contrario que los físicos y químicos, los sistemas de prevención aún no han evolucionado demasiado.

La toxiinfección alimentaria supone el problema de salud más predominante en el mundo contemporáneo. Y es que trae consigo numerosas enfermedades que afectan a millones de personas en todo el mundo, de menor o mayor importancia provocan también la muerte de muchas personas, como por ejemplo la Salmonella, una de las cuatro principales causas de enfermedades diarreicas de todo el mundo.

La implementación de sistemas de autocontrol puede minimizar los riesgos, así como llevar exhaustivos controles de calidad en los alimentos y procesos, pero como hemos citado anteriormente, los sistemas de control de este tipo de riesgos se encuentran en una fase bastante prematura.

control de calidad en la industria alimentaria fases de calidad SZ Industrial

Beneficios de la aplicación del control de calidad en la industria alimentaria

Implementar rigurosos sistemas de control de calidad en la industria alimentaria puede reportar numerosos beneficios. A continuación, desglosamos algunos de los más destacados.

Disminución de costes

Aunque inicialmente el establecimiento de un sistema de control de calidad puede suponer una inversión significativa, a largo plazo puede resultar en una disminución de costes. Ello se debe a que identificar y solucionar problemas de calidad en etapas tempranas del proceso de producción puede evitar costosos rechazos de producto, devoluciones y posibles sanciones. Además, la optimización de los procesos de producción puede conducir a una mayor eficiencia, reduciendo el desperdicio y mejorando el rendimiento.

Aumento de la competitividad empresarial

Una gestión eficaz del control de calidad en la industria alimentaria puede dar a una empresa una ventaja competitiva en el mercado. Los consumidores demandan productos alimentarios de alta calidad y seguros, y están dispuestos a pagar más por ellos. Las empresas que pueden garantizar y demostrar su compromiso con la calidad tienen más probabilidades de atraer y retener a estos consumidores.

Seguridad alimentaria máxima

Un beneficio clave del control de calidad en la industria alimentaria es garantizar la seguridad alimentaria. Mediante la implementación de un sistema de control de calidad riguroso, las empresas pueden identificar y controlar los peligros que podrían comprometer la seguridad de sus productos, lo que a su vez protege a los consumidores y reduce el riesgo de problemas legales y de reputación.

Consumidores satisfechos

El control de calidad en la industria alimentaria también juega un papel crucial en la satisfacción del cliente. Cuando los consumidores tienen la confianza de que los productos alimentarios que compran son seguros, de alta calidad y consistentes, están más satisfechos y más propensos a ser leales a la marca. Esto se traduce en un crecimiento constante de la base de clientes y, por lo tanto, en mayores beneficios para la empresa.

En SZ Industrial, entendemos la importancia del control de calidad en la industria alimentaria y ofrecemos servicios que ayudan a las empresas a lograr estos beneficios. Nuestro compromiso es proporcionar soluciones de control de calidad que contribuyan a la seguridad alimentaria, a la satisfacción del consumidor y al éxito empresarial.

Deja un comentario