Norma IFS: ¿Qué es esta norma y cómo cumplirla?

Día tras día y cada vez más, la norma IFS es solicitada por las empresas que necesitan una norma IFS, servicio en industria alimentaria para poder contar con un certificado alimentario que les permita cumplir los estándares para importación, exportación y la apertura al comercio internacional.

Para lograr tener esta norma al día disponemos de auditores especializados en la normativa de auditoria IFS que pueden ayudarte.

¿En qué consiste la norma IFS?

La normativa IFS debe su nombre a International Featured Standards y consiste en un conjunto de requisitos, especificaciones y estándares que una empresa del sector alimentario debe cumplir para que la norma IFS certifique la calidad de los productos fabricados en la empresa y la gestión de la seguridad alimentaria del proceso productivo para su fabricación.

Al igual que su competidora, la norma BRC, la norma IFS se creó para poder establecer una normativa común, aplicable a todas las empresas, que facilitase la evaluación de calidad y seguridad alimentaria en cada una de ellas. Las normas IFS y BRC garantizan a los consumidores que se cumplan unos estándares alimentarios que garantizar una calidad en todos los comestibles.

La norma IFS se aplica en la mayor parte de la Unión Europea, siendo altamente eficaz e importante para empresas del sector alimentario que quieran dedicar sus esfuerzos a la internacionalización de su negocio y a la gestión de la seguridad y de la información.

Para poder obtener la certificación IFS para una empresa, es necesario que un auditor o un equipo de auditores realice la correspondiente inspección de todos los elementos y acciones de la empresa y emitir un análisis completo que determine si dicha empresa o planta productiva es apta para conseguir la certificación IFS.

Tipos de auditoría IFS

A continuación, explicaremos los diferentes tipos de auditoría IFS que existen y que ponemos a disposición de nuestros clientes en SZ Industrial, en busca de que las empresas condigan la certificación necesaria y de que consigan alcanzar sus objetivos.

Auditoría IFS inicial

Una auditoría inicial es un proceso de inspección que solicita una empres en busca de conseguir la certificación. En este caso, será una empresa especializada la que realice dicha auditoría IFS, revisando todos los documentos necesarios y los procesos de fabricación, higiene, empaquetado y otros.

Auditoría IFS complementaria

La auditoría IFS complementaria puede ser solicitada por una empresa una vez haya sido auditada inicialmente y no haya superado los diferentes parámetros medidos para conseguir la certificación.

Será entonces cuando la empresa la solicite la auditoría complementaria, teniendo que realizarse esta en los 6 próximos meses desde la auditoría IFS inicial.

En caso de que esta inspección realizada por un nuevo auditor o auditores sea insuficiente, se deberá llevar a cabo una nueva auditoría completa por parte de la empresa, dándose la misma situación en caso de que no se realice en los 6 meses de plazo.

auditoría IFS tecnólogo SZ Industrial

Auditoría IFS para renovación

La auditoría para la renovación del certificado hace referencia a la que se realiza de manera posterior y de forma completa para la obtención de un nuevo certificado de calidad conforme a la norma IFS (International Featured Standards).

En ella, además de inspeccionarse todos los elementos y fases de la producción, se presta plena atención a las no conformidades localizadas durante la auditoría anterior, por lo que si se contrata una empresa o un auditor nuevo, deberá comunicarse si han existido auditorías anteriores.

Respecto a los plazos, una auditoría de renovación podrá solicitarse a un equipo auditor 8 semanas antes o 2 más tarde de la fecha de caducidad de la auditoría anterior, siendo la empresa interesada la responsable de ello.

Auditoría IFS de ampliación

Como último tipo de auditoría IFS encontramos el modelo de ampliación. Existen situaciones específicas en las que una empresa de la industria alimentaria necesita introducir nuevos productos o procesos que requieren de una ampliación de la certificación que afecte a todo el sistema productivo.

En este caso, es la empresa de auditorías IFS la que determinará qué elementos deben inspeccionarse, los requisitos que se deben cumplir y la duración de la auditoría.

Si la auditoría resulta satisfactoria, los datos actualizados se cargarán en los archivos de IFS y la empresa obtendrá la ampliación de su certificado oficial.

Requisitos para la auditoría IFS

La certificación IFS centra su funcionalidad en alcanzar tres objetivos respecto a las buenas prácticas en la industria alimentaria:

Establecimiento de norma IFS y sistemas de evaluación comunes

El establecimiento de unos estándares de calidad a todas las empresas que adopten la norma IFS hace que exista una unificación de los sistemas de seguridad y calidad alimentaria, beneficioso para la realización de inspecciones y para que los distribuidores aumenten la confianza en los proveedores y viceversa, además de la gestión de todos los servicios de la compañía.

Mejora de la transparencia en la cadena de suministro

El certificado alimentario IFS estándar mejora sustancialmente la visibilidad y la comparabilidad frente a otras empresas de toda la cadena de suministro, de fabricación y de comercialización de productos alimentarios.

Reducción significativa de costes

La norma IFS estandarizan los procesos productivos de fabricación de alimentos, por lo que esta unificación permite, tanto a distribuidores como a proveedores, un sistema de reducción significativa de costes y tiempos, aspectos muy valiosos en la industria alimentaria.

Colaboración con organismos acreditados IFS

Cuando una empresa consigue la IFS norma, será mucho más fácil para ella llevar a cabo colaboraciones con otras empresas que cuenten con la certificación IFS, ya que podrán tener la seguridad de que cumple con todos los estándares y requisitos alimentarios.

IFS certificación

Tipos de estándares de la certificación IFS

Las IFS norma de calidad alimentaria no solo puede aplicarse a los estándares de calidad en alimentos y su sistema de fabricación, sino que cuenta con numerosas aplicaciones para diferentes sectores dentro de la industria alimentaria. A continuación las normas de seguridad e información alimentaria que una empresa puede aplicar:

IFS PACsecure 2

Esta norma dentro de la normativa IFS permite la evaluación y gestión de procesos asociados a fabricación y conservación de materiales y cumplimiento de normativas para asegurar la calidad alimentaria.

Norma IFS Food 7

El certificado IFS Food 7 se aplica para los productos procesados y cuando exista riesgo de contaminación en los servicios de envasado. La gestión de los riesgos de la IFS Food se une a la formación del personal y a una exposición clara de la información de procesos para asegurar la seguridad y calidad alimentarias.

IFS Global Markets Food

La norma IFS Global Markets Food rige su funcionamiento en implementar las normas para productos alimentarios paso a paso y en cumplir los objetivos que a ella aplican.

IFS HPC

El IFS HPC actúa como estándar que garantiza la reducción sustancial de costes y la transparencia en el sistema de producción así como la calidad de los productos fabricados.

IFS Wholesale/Cash & Carry

En este caso, esta norma es similar a la norma IFS Food pero aplica a mayoristas y establecimientos de Cash & Carry, quienes son los nexos más importantes entre fabricantes y distribuidores minoristas.

Norma IFS Logistics

La norma IFS Logistics cuenta con la singularidad de que se puede implementar tanto en productos alimentarios como en los no alimentarios, abarcando actividades del sistema de gestión e información de logística y transporte para garantizar la correcta gestión de todos los servicios.

Norma IFS Broker

IFS Broker es la certificación que debe aplicarse a compañías que ofrezcan servicios intermediarios entre fabricantes y distribuidores, creando así un sistema organizado de productos.

IFS ESG Check

La norma IFS ESG Check, a diferencia de otras normas IFS Food, ayuda a mantener la sostenibilidad y seguridad de los procesos y servicios de la empresa y a aumentar el status y credibilidad de la empresa de la industria alimentaria.

normas IFS normativa IFS

Beneficios del certificado alimentario IFS

El cumplimiento de los requisitos de la seguridad de los productos y de la gestión de la calidad de los alimentos proporciona una serie de beneficios y requisitos que, aparte de mejorar la gestión de la eficiencia global de la empresa, permiten aumentar su productividad y aumentar la seguridad de todos sus procesos.

Beneficios para la productividad global

  • En primer lugar, la certificación permite una mejora sustancial de la colaboración entre el equipo directivo y el personal encargado de la producción en niveles de normas de seguridad alimentaria y buenos procedimientos por el cumplimiento de requisitos.
  • La norma IFS también permite un seguimiento adecuado del cumplimiento de los requisitos IFS, reduciendo así la necesidad de auditorías de terceros y clientes.
  • Los estándares de calidad en alimentos IFS posibilitan también la reducción de costes a raíz de un mejor aprovechamiento y uso de los recursos, aumentando así la calidad y seguridad de los alimentos producidos.
  • Por último, la normativa hace que el personal reciba un mayor monto de información sobre la los procesos y contará con una mejor formación para el cumplimiento de sus obligaciones.

Beneficios para la imagen de la empresa

  • La imagen de la empresa también se verá mejorada gracias a la certificación IFS. Por un lado, sostiene una mejora de la reputación global de la compañía como fabricante y distribuidora de productos alimentarios.
  • Además, posibilita la utilización del logotipo de la norma, aspecto que permitirá a las empresas internacionales y nacionales tener la seguridad de que en la empresa se cumplen todos los estándares de seguridad y calidad en los procesos de fabricación.
  • Por último, permite realizar auditorías a terceros gracias al buen cumplimiento de las prácticas de seguridad y calidad.

¿Cuánto dura una auditoría IFS?

Existen diferentes factores que determinarán cuánto dura una auditoría IFS, los cuales mencionamos a continuación:

Tipo de auditoría

Dependiendo de si es una auditoría inicial, completa o si es una auditoría de renovación o de ampliación, el tiempo que los auditores tardan en realizarla es muy diferente, ya que los parámetros y los requisitos que se han de cumplimentar son más numerosos.

Número de trabajadores

El número de trabajadores es uno de los aspectos más influyentes a la hora de realizar una inspección o auditoría IFS, ya que ocupará más tiempo realizar las comprobaciones de todos los puestos de trabajo en caso de que la plantilla de trabajadores sea numerosa.

Número de etapas productivas

Por último, encontramos el número de etapas productivas que realice la empresa. Pongamos un ejemplo, una empresa únicamente realiza el pasteurizado y el congelado del producto. En ese caso, el proceso de auditoría será corto. Si además de esas dos, realiza el empaquetado y la adición de conservantes y productos químicos, será necesaria una auditoría más extensa.

En SZ Industrial, comprendemos la importancia crítica de cumplir con la norma IFS para garantizar la máxima calidad y seguridad en tus operaciones. Nuestro compromiso es proporcionarte soluciones integrales que no solo cumplan, sino que superen estas exigencias. ¿Estás listo para elevar tus estándares y asegurar tu lugar en la cima de la industria? Contacta con nosotros hoy mismo para descubrir cómo nuestras soluciones personalizadas pueden transformar tu negocio. No dejes que el cumplimiento de la norma IFS sea una barrera para tu éxito; hazlo tu trampolín hacia la excelencia operativa.

¡Actúa ahora y asegura tu futuro en la industria con SZ Industrial!

Deja un comentario